Sex Extorsión

21 de setiembre de 2018, by DC


"El mundo pirata de la internet ha reiniciado ataques por medio de correo electrónico que acosan tú privacidad, haciéndote titubear de tus actos, llevándote psicológicamente a aportar grandes sumas de dinero para que el hacker que te espió elimine los "comprobantes" de tú recreo en internet".

 

Ha vuelto al mundo de la internet el spam de estafas vía email relacionadas con el sexo y las páginas para adultos. Es en sí un tipo de extorsión bastante antigua que se impuso actualmente en la internet y consiste en amenazar a los usuarios con revelar fotos, videos o información sobre su intimidad, que se obtuvo después de un supuesto hackeo.


Como sabemos el término sexual es taboo en nuestras sociedades como en nuestras familias; aún la conversación de forma abierta y educada con hijos y familiares no se presenta comúnmente entre nosotros ya que seguimos "ocultando" lo que creemos prohibido o perverso... algo que es común y necesario para la continuidad de la vida humana. También es cierto que para la inocencia del niño no es algo muy comprensible, pero también es cierto que aunque pongamos barreras, todos tienen acceso a la internet, siendo ellos mismos, vistas de propagandas de sexo o doble sentido tanto en blog, como con los nuevos ídolos juveniles conocidos como youtubers.


Entonces pregunto: ¿Qué ha pasado? ¿Qué creen ustedes? ¿Todos pueden hackear tú cuenta o sesión de una simple manera?

Algo que debemos tener en claro es que de la única manera que un hacker ingrese a nuestro sistema es si le otorgamos nosotros mismos el permiso para que lo haga. Si no aceptamos y no cliqueamos en ningún "SI" de todos los spots publicitarios que aparecen en la internet, no hay forma alguna de que un hacker tenga acceso a tu vida móvil.

Todos los sistemas operativos (Android, MacOS, Linux, Microsoft, etc.) tienen obligado, por directivas de seguridad, preguntarle al usuario si desea o no instalar un programa o una app determinada. De esta forma se implementa una herramienta para que ningún intruso instale aplicativos sin el consentimiento del usuario principal.

Regresando a la noticia, si les llega un correo diciendo:

"No me conocés y estás pensando por qué recibiste este correo, ¿cierto? Bueno, lo que hice fue poner un malware en un sitio porno y, adivina qué, visitaste ese sitio para divertirte (sabés a qué me refiero). Cuando estabas viendo el video, tu navegador actúa como un RDP (Remote Desktop) y una llave de logueo me dio acceso a tu pantalla y a tu webcam. Justo después de eso, mi software juntó todos de tu cuenta de Facebook Messenger y de tu cuenta de correo.
¿Y qué fue lo que hice? Grabé un video en pantalla partida. En una parte registré el video que estabas viendo (qué buen gusto tenés jajaja), y en la otra parte registré tu webcam (Sip! Sos vos haciendo chanchadas!).
¿Qué tenés que hacer? Bueno, creo que 1.400 dólares es un precio justo para nuestro secretito. Vas a hacer el pago en Bitcoins a la dirección de acá abajo (si no sabés cómo, buscá en Google 'cómo comprar Bitcoins').
Importante: Tenés 24 horas para hacer el pago. (Tengo un pixel único en este email, y ahora mismo sé que leíste este correo). Si no recibo el pago, voy a mandarle tu video a todos tus contactos, incluyendo familiares, compañeros de trabajo y demás. Sin embargo, si me pagás, voy a borrar el video inmediatamente. Si querés evidencia, contestá con "Sí!" y le mandaré las grabaciones a tus cinco amigos. Esta oferta no es negociable, así que no pierdas mi tiempo y el tuyo contestándome a este email".


...sepan que esto no es más que un acoso moral que busca extorsionar (con bases en una culpa sociológica que se genera en tú mente) con lo que luego te hace realizar una transferencia monetaria de mucho valor, para que el "supuesto video" quede eliminado del mundo digital, evitando que tus contactos lo puedan ver.

Si les llega a ocurrir esto, ya que los spams son correos aleatorios, recuerden que la Internet es un sistema digital y no tiene ojos mágicos para observarnos, a no ser que nosotros mismos le demos el permiso.


"Se debe ser superior a la humanidad por la fuerza, por el temple, por el desprecio..." (Friedrich Nietzsche)